Espejismos

Type
Fotografía, videocreación, poesía visual.
Description

UN PROYECTO FOTOGRÁFICO DE ELENA PEDROSA (mirandohaciaafuera.com)

Espejismo y desierto son dos conceptos fácilmente dados a la filosofía y a la metáfora. Vivimos, además, en una sociedad de espejismos. La sociedad del bienestar es un espejismo, por ejemplo, al igual que la estabilidad y la crisis, la igualdad y la desigualdad. Vivimos en un espectáculo, como decía Guy Debord, y nuestra imagen misma es un espejismo respecto a lo que en realidad somos. Somos cada vez más individualistas, nos perdemos, nos desorientamos. Ese desasosiego vital da lugar a la soledad y a la búsqueda, a la sed. El desierto es un proceso místico y vital que todos hemos vivido alguna vez.

El proyecto surge como inspiración del poemario “Dedos en el escaparate” de Salas, artista multidisciplinar y amigo mío. Buscábamos imágenes para sus letras y confluimos dos sedientos buscando agua, hallando espejismos. Cuando creé estas imágenes leía el ensayo de Gastón Bachelard sobre la imaginación de la materia, “El agua y los sueños”; en él, el filósofo habla de estética del discurso poético relacionándolo con aspectos místicos y conceptuales en cuanto a diferentes tipos de agua. Inventé una clasificación para este proyecto, y es el agua árida. Esa lectura me ayudó a comprender que podía relacionar mi esencia con la poética de la imagen y así, igual que me ocurre con las letras, encontrarme a través de ellas, una vez las observo desde lejos.

“Espejismos” supone una relación entre la realidad y el sueño, lo muerto y lo vivo. Algo así como esta diatriba entre arte y antiarte en la que me muevo. ¿Es esto arte vivo o arte muerto?, ¿qué tipo de vida hay en el desierto?. Lo que nunca muere es aquello que se comparte y que se crea para vivir, para quienes sentimos que no existe otro modo de vida distinto al de vivir creando, pero también para quienes vemos la vida como una sucesión de actos poéticos. Compartiendo realidades vividas con consciencia o imaginando otros mundos posibles como espejismos. Porque una vida no compartida, una obra, un reflejo, un sorbo de agua no compartida, no sacia la sed. De algo así va mi obra “Espejismos”. Y de todo lo que descubra quien quiera pararse a mirarla.